Ropa de taller

Me propuse hacer un blog con notas de taller y trucos para pintar y dibujar. Pero me doy cuenta que muchas veces no es que sean trucos, sino casualidades. Son momentos en los que buscas entre tanta pintura un lápiz camuflado entre el frondoso bosque de tubos de pintura al óleo o cuando necesitas un color y no lo encuentras porque todos los tubos están manchados de tanto pasar por mis manos y danzar a lo largo de la mesa de trabajo chocando con los demás tubos de pintura abiertos.

img_1285

Al final aprendes a tener paciencia… acaban apareciendo las cosas.

Os recomiendo siempre trabajar con ropa con bolsillos. Para meter los lápices, carboncillos, cúter y un metro que nunca aparecen cuando los necesitas. A mi no me gusta trabajar con mono o con bata, me siento incómodo. He probado a ponerme un mono de trabajo pero yo uso mucho las manos a la hora de pintar y en consecuencia me froto las manos en la ropa para limpiarlas en pleno proceso. Acaba traspasando el mono y me pinta la ropa de calle. Es mejor tener ropa y cambiarse de los pies a la cabeza. Normalmente uso un pantalón de chandal de algodón, una camiseta de las que ya no vayas a usar en casa y un forro polar de esos que venden ahora en Decathlon por cinco euros. Es ropa cómoda y fácil de vestir. He probado a pintar en camiseta pero luego me quedan todos los brazos manchados y al pasar el cepillo sufro bastante… Los pantalones siempre con bolsillos.

En las casas de los artistas las camisetas tienen una vida más. Antes de ser trapos para limpiar en casa, primero sirven para trabajar en el taller. Luego si, pasan a ser trapos, pero para limpiar los pinceles.

El calzado ha de ser cómodo. Vas a estar muchas horas de pie. Pero también si trabajas en un local o nave es muy importante llevar un calzado contra el frío. Yo normalmente tengo unas zapatillas de trekking o de montaña. De las que ya has usado en excursiones, parrilladas y paseos por el muro. Actualmente mi amigo el podólogo Miguel Vigil me ha realizado unas plantillas para estar de pie y que no sufra tanto la zona lumbar.

img_3512

Como veis al final la indumentaria es muy importante. La ropa cómoda y que no te importe ensuciarla. Así disfrutarás más en el taller.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s